FOD #9: ¿Elije o elige la película?

Ya estamos otra vez con los verbos en -gir. Es elige, no elije.

cine paz

Anuncios

Las chicas son guerreras parte II

Hola, Académico:

Vuelvo a la carga! Y sigo con el tema del sexismo, del machismo y, por supuesto, ¡del lenguaje!

Es curioso como a raíz de la parte I de Las chicas son guerreras nos han enviado artículos e incluso vídeos relacionados con este tema. Os dejo este:

Siempre me llamó la atención cómo ciertas palabras en masculino tenían una connotación positiva y buena y en cambio en femenino eran peyorativas o poco ‘dignas’ (en especial para algunos).

Empecemos con la expresión ¡cojonudo! Salvo una acepción que puede referirse a algo más negativo, como cuando una persona está enfadada o no entiende nada y clama al cielo o así mismo diciendo:

-¡Cojonudo, cojonudo! ¡Esto es cojonudo!

El resto de acepciones son siempre positivas:

-La fiesta de ayer fue cojonuda

-Estos huevos fritos están cojonudos

E incluso… Los espárragos blancos ‘cojonudos‘. Porque son gordos y buenísimos… Ya os podéis imaginar de dónde viene la analogía…

Entonces necesitamos el antónimo de la palabra cojonudo… que sería… COÑAZO.

¿Y cómo empleamos este término?

-La fiesta de ayer fue un coñazo

-Menudo coñazo de persona

O ya si seguimos… ¡Coño!

Perdonad la retahíla de tacos…

Conclusión: Las cosas apetecibles, molonas y buenas van con COJONUDO, sin embargo, las cosas tediosas, aburridas y nada apetecibles van con COÑAZO. Y misteriosamente cojonudo viene de cojón y coñazo viene de coño. Creo que no hay mucho más que explicar. Dejemos que sea la misma RAE:

cojonudo, da.

1. adj. vulg. Estupendo, magnífico, excelente.

coñazo.

1. m. coloq. Persona o cosa latosa, insoportable.

2. m. vulg. Ven. Golpe fuerte.

También en esta línea están ciertas profesiones:

-Mancebo, en la acepción tercera de la RAE:

En algunos oficios y artes, el que trabaja por un salario, especialmente el auxiliar práctico, sin título facultativo, de los farmacéuticos.

-Manceba, en la sexta acepción de mancecbo/a:

6. f. concubina.

Y tan anchos… Vamos, que en masculino eres un trabajador asalariado y en femenino eres una… Puta, sí, una puta. Aunque concubina queda más elegante.

Y hablando de concubinas… No podemos olvidarnos del término ‘zorro’ y ‘zorra’.

Le pregunté a mi querida amiga Noelia, roja como el tomate y feminista como nadie, si sabía algún ejemplo. Me dice: -Claro, señorito y señorita: Porque señorita es sexista y apela al estado civil sin embargo señorito es un marquesín.

En la misma línea están el femenino de tipo e individuo; está claro que tipa es despectivo e individua también.

¿Qué os parece la expresión ‘Eres una nenaza’ Vs. ‘Eres un machote’?

Es cierto que el uso del masculino tiene un sentido inclusivo en nuestro idioma y que cuando decimos los alumnos, incluye a los de sexo masculino y a los de sexo femenino.

Para algunos habría que desdoblar los sustantivos, lo que viene siendo decir: los alumnos y las alumnas. En cambio mucho abogan por emplear términos como el alumnado, clientela, profesorado… (para así huir de eternas intervenciones y una retórica que puede acabar con la paciencia de los oyentes y ya de paso con las cuerdas vocales del ponente).

La lucha

La lucha en muchos sectores está entre aceptar el masculino genérico, el de toda la vida, decir los alumnos para referirnos a todos, o el femenino genérico, decir las alumnas para referirse de modo general a todos.

¿Por qué muchos cargos tienen asignados cierto sexo?

Me voy a explicar: la enfermera y la azafata. El juez, el ingeniero…

Según la socióloga Inés Alberdi “Parece que cualquier título en femenino vale menos, y que si una mujer se presenta como arquitecto resulta más serio que si dice que es arquitecta”.

¿No podéis pensar que el hombre sí se ofende si se le habla en femenino porque existe el convencimiento de que lo masculino es superior?

Yo sólo lo dejo caer…

Por último, leyendo un poquito sobre este tema, os prometo que me ha resultado apasionante y os iré dejando enlaces en la página de facebook de Gramática para Carmencita, se me ha planteado esta cuestión:

Hay quien pone trabas a emplear el femenino en oficios como músico aduciendo que se puede confundir con la música como arte pero no ve ese problema de confusión con objetos o adjetivos cuando se trata de masculinos como frutero, sereno o estadístico.

Más preguntas

Académico: ¿Es sexista el lenguaje? ¿O es la sociedad la que hace que el lenguaje sea machista?

¿Es discriminatorio el empleo del masculino genérico?

¿No sería igual de discriminatorio usar el femenino genérico en sustitución del masculino?

¿Hay gramática sexista o es el léxico el que lo es? ¿Cuál es la diferencia?

Y por último, gracias a Cleo tuvimos la oportunidad de leer este artículo que ella encabezaba así:

“El lenguaje define, y mucho, la cultura y la sociedad. Sin dar un debate, solo dos apuntes, primero, curiosamente los paises con un lenguaje más neutro estan en el top 5 de igualdad de género: http://www.livescience.com/18573-countries-gender…. Segundo, cómo nos fiemos de la RAE en cuanto al género, mal vamos… Ya que hasta hace poco, mujer se definía como débil y hombre como fuerte, entre otras muchas definiciones. La de gozar, todavía está: Gozar: «Conocer carnalmente a una mujer

Quiero daros las gracias a todos los que colaboráis y también a esas mujeres como Cleo, Beli, Iuren y Noelia que luchan por hacernos más visibles!

Académico… Te lo dije… ¡¡¡¡¡LAS CHICAS SOMOS GUERRERAS!!!!!

Te esperamos,

Carmencita

Respuesta

¿Por qué “tejer” y “crujir” se escriben con “j”?

Últimamente hemos encontrado dos FODs (fallos ortográficos descarados) relacionados con la terminación -ger. El primero fue leyendo la Eneida de Alianza Editorial (pág. 67), donde aparecía el verbo proteger con j en uno de los tiempos en los que debería aparecer con g:

1505107_382596821898037_3280204277736869163_n

El segundo es en el nuevo anuncio de la Lotería, criticado una vez más, ahora porque alrededor del minuto 2:20 aparece el verbo elegir escrito con j en la ventana del bar:

Estos verbos siempre han resultado problemáticos porque en determinados tiempos, cuando la vocal que sigue a la raíz del verbo es una a o una o, los verbos se escriben con j, como en protejo o protejas. Pero se escriben con g cuando les sigue una e o una i como en protegerá, y no con j como vemos en la foto de la Eneida. Es el mismo lío que con cirujano y cirugía, esta última muchas veces vista con j. En estos casos tiene preponderancia el sonido sobre la grafía (no se dice protego manteniendo la g), a diferencia de lo que pasa en casos como eléctrico y electricidad, donde se conserva la segunda c en electricidad, aunque cambie el sonido: no es electriquidad, por ejemplo.

Para que no nos hagamos un lío con estos verbos, siempre se ha usado la regla de que los verbos terminados en -ger y -gir se escriben con g excepto tejer y crujir y sus compuestos, que se escriben con j en todos los tiempos: tejerá, tejo, tejas.
Dándole vueltas a esto, a mí el otro día me asaltó la siguiente pregunta: ¿y por qué tejer y crujir se escribirán con j?
Bueno, pues en primer lugar, hay que decir que hay otras excepciones menos conocidas: los verbos mejer y remejer y brujir y grujir.
En segundo lugar, la razón de que todos estos verbos se escriban excepcionalmente con j es porque no vienen directamente de verbos latinos en los que ya estuviera presente la grafía -g-, como pasa en los demás.
Tejer viene de texere en latín, donde la -x- da -j-, igual que para en perplejo a partir de perplexus, que literalmente significa ‘muy enredado’. Crujir es de origen desconocido, así que tampoco se puede decir que venga de un verbo latino con g. Mejer, que significa ‘mezclar’, viene de miscere, donde -sc- da -j- como en faja a partir de fascia, por ejemplo. Grujir y brujir, que significan ‘igualar los bordes de los vidrios’, vienen del francés gruger, donde la segunda -g- pasa a -j- como ocurre en los casos de garaje o bricolaje, que vienen de las palabras francesas garage o bricolage. Sobre esto hay que decir que, a pesar de que las veamos muchas veces así escritas por ahí, se deben escribir con j: garaje y bricolaje.
En cambio, verbos como proteger, coger, rugir o elegir vienen de verbos latinos en los que ya estaba la -g-: protegere, colligere, rugire o eligere. Y esta g se conserva.
Por cierto, y ya siendo muy tiquismiquis, el texto completo donde sale lo de elejir es algo así como «tres platos a elegir». Este uso de la preposición a con infinitivo, como en asuntos a tratar o el dinero a repartir, es un calco del francés y, como dice la Nueva Gramática de la RAE (§26.6l), «posee escaso prestigio en el español actual».
Espero que esta explicación pueda ayudar a escribir las cosas bien.

FOD #7: ¿Cerveza sín o cerveza sin?

Nuevo FOD, enviado por Witi. Aunque aquí “sin” no tiene que llevar tilde, ¿debería llevarla en los curiosos casos en los que aparece sin complemento y es tónica, como en “cerveza sin” o “Es que me he quedado sin”?

10369582_389764051181314_9155180059072347612_n

La respuesta se puede encontrar en la Ortografía de la RAE:

10435392_389777581179961_1729068561678541465_n

También es interesante lo que se dice en la Fundéu:

http://www.fundeu.es/recomendacion/cerveza-sin-lo-mismo-que-cervesa-sin-alcohol/#fundeuConsultFrm