SIGLAS, que no S. I. G. L. A. S.

Pregunta

Hola, Carmencita:

Me alegra que me preguntes por las siglas. Su proliferación es un tema que, como advertía Lázaro Carreter, lleva ya un tiempo inquietando a algunos, al menos desde Salinas (Pedro, no Julio) y su «siglo de siglas» y Dámaso Alonso y la que él llamaba invasión del ejército esquelético de las siglas.

Hoy en día, las siglas siguen destacando por su abundancia. Aquí van algunas claves sobre ellas para entenderlas mejor y que no nos abrume su presencia:

1 ¿Qué es una sigla?

Es la abreviación formada por las iniciales de una expresión, como OMS (de Organización Mundial de la Salud), pero también cada una de estas iniciales (la O, por ejemplo). Sigue leyendo

Anuncios

S.I.G.L.A.S o SIGLAS

Hola, Académico:

Aunque sé que hemos tratado el tema en Twitter, creo que es necesario que nos cuentes más cosas sobre las temidas siglas:

Por favor, un truco, un refrán de nuestro querido refranero español… algo que nos dé luz sobre cómo y cuándo utilizar las siglas.

Si nos dices errores comunes y el caso correcto, mejor que mejor.

¿Qué haría yo sin ti?

Gracias Académico,

Carmencita

Una mañana ortográfica en IKEA

Hola, Carmencita:

El otro día llevé a mi madre a Leroy Merlín y aproveché la espera de dos horas para darme un paseo ortográfico por IKEA. La idea se me ocurrió después de que el otro día viera algún que otro FOD (fallo ortográfico descarado), como el de inóxidable, que ya compartí. Aunque acabé con más de 60 fotos, debo confesar que, después de las dos horas, no vi nada verdaderamente grave. Encontré muchos errores relacionados con las tildes (errores que es verdad que deberían evitarse) pero no encontré, por ejemplo, ninguna palabra con b escrita con v ni ninguna h no puesta. Aun así el gran número de errores y erratas que vi fue considerable. Y eso que solo me fijé en los carteles grandes.

A continuación, pongo algunas fotos no solo de errores, sino también de otras cuestiones curiosas que no tienen por qué estar mal, y lo explico todo. El objetivo no es denunciar los errores de IKEA, sino aprender con ellos. Sigue leyendo